Blogia
Blog Juvenil Cristiano

Pasión por el Fútbol

Pasión por el Fútbol

No me considero un gran apasionado por el fútbol, pero debo confesar que en estos días del campeonato mundial no me perdí casi ningún juego de los que se transmitieron por televisión abierta, observé algunos resúmenes de partidos que no se transmitieron completos, veía las estadísticas, los reportajes especiales, los mejores goles, las mejores jugadas, el análisis de los partidos y hasta las reseñas de mundiales pasados. 

Hice lo posible por ver cada partido de México. En el  primero, justo al terminar la reunión del domingo,  salí corriendo para saber el marcador. En los juegos que se disputaron entre semana dejé de hacer mis actividades cotidianas para verlos y en los octavos de final llegué tarde a la reunión juvenil. 

El día de la final Italia vs. Francia descansé cuando me enteré que el partido sería a las 13:00 hrs. pues no interfería con ninguna reunión en la Iglesia, pero quería que el juego se resolviera en los primeros noventa minutos porque si se alargaba más tiempo no podría verlo completo pues la Escuela dominical comienza a las 15:30 hrs. ¿Y qué creen?… se fueron a penales y yo nuevamente llegué tarde a la reunión. Definitivamente mi conducta no fue la más apropiada en este mundial. 

Muchos hermanos me comentaron que tuvieron la misma lucha que yo, en ocasiones se sentían tentados a no asistir al templo por quedarse a ver el fútbol, o se les hacía tarde por tratar de ver lo más que se pudiera del juego ¿Te ocurrió algo similar? 

Con todo este asunto del mundial y reflexionando un poco en mi comportamiento, yo me pregunto: ¿Es malo que me guste el fútbol?…  Creo que no. Sin embargo mi prioridad siempre debe estar en las actividades que me edifican, en las actividades que me nutren espiritualmente, que me hacen crecer y madurar en la fe.  

Disfruté de los partidos del mundial, me emocioné con los goles y definitivamente me hubiera gustado que México llegara más lejos en el torneo. Me gusta este deporte, pero jamás debo ponerlo antes que al Señor, ni dedicarle más tiempo que el que dedico al estudio de la Palabra, ni darle más peso que a las reuniones en la Iglesia. Debo tener presente en todo momento que no todo me edifica y que no todo me conviene. Debo cuidar más mis prioridades. 

Y tú, ¿Te consideras un apasionado por el fútbol? 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

anonimo -

a veces damos mucha importancia actividades que no son importantes, el fútbol sí es un deporte muy divertido y me gusta mucho, pero estoy de acuerdo en que no debe ocupar nunca la mayoría de nuestro tiempo.Yo creo que mejor debemos apasionarnos por las cosas espirituales.

brother -

Upss ... yo no me considero apasionado por el fut pero me aventé todos los partidos de la selección..jejeje ... y con el pretexto de : "Es una vez cada cuatro años" pues no me despegué de la T.V.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres